Buscar este blog

miércoles, 7 de febrero de 2018

Salvation



Perdido por Netflix encontré esta serie cuya primera temporada consta de 13 episodios gentileza de la CBS. La verdad es que mi primera intención no fue verla, pero la calidad de la televisión en este país me ha enseñado a digerir cosas de lo más variopinto. 

La seríe en sí, escrita por Matt Wheeler y producida entre otros por Alex Kurtzman, es la conjunción de un tercio de ciencia ficción, un tercio de intriga política y una última dosis de película de desastres.

El tercio de ciencia ficción nos mostrará a un joven genio llamado Liam Cole, interpretado por Charlie Rowe (lo vimos previamente en "La Brújula Dorada", como Peter Pan en "Neverland", y uno de los niños en la versión americana de la catalana "Pulseras Rojas" -"Red Band Society"-) deja su tesis doctoral para colaborar con la versión TV de Elon Musk, un emprendedor forrado hasta los topes y propietario de una empresa de nuevas tecnologías llamado Darius Tanz, interpretado por Santiago Cabrera (en TV lo vimos en "Empire", "Héroes", "Merlín", "Alcatraz" y "Los Mosqueteros", y en la gran pantalla participó en "Haven", "Amor y otros desastres", "Che", "La vida de los peces" o en "Transformes: el último caballero"). Veremos como se construye una nueva Arca de Noé donde un número mínimo de humanos deberán poblar el planeta Marte o una inteligencia artificial que actúa como la secretaria particular de Tanz, el director gerente de su empresa y la tecnico de laboratorio de su departamento de I+D.



La intriga política vendra de ocultación de secretos, un golpe de estado en Estados Unidos, tensiones diplomáticas USA-Rusia dignas del mejor momento de la guerra fría (ataque preventivo de USA a Rusia mediante el desvío de un asteroide de la órbita y empujado para caer sobre unas instalaciones militares secretas conjuntas de Rusia y China)



El tercio correspondiente a la película de desastres no podía ser otra cosa que un meteorito con núcleo férrico que se desvía se desplaza a una velocidad considerable hacia el planeta Tierra.

La serie, en si, escasamente merece un 5 sobre 10 pero sirve para pasar el rato como sustituto de la parrilla habitual de la televisión generalista un sábado o domingo cualquiera. Os aviso que la primera temporada finaliza con la trama completamente abierta en todos los frentes y... por supuesto, la segunda temporada está en marcha.

Fuentes: