Buscar este blog

domingo, 15 de junio de 2014

Avatar



Avatar es una película de ciencia ficción estadounidense de 2009, escrita, producida y dirigida por James Cameron y protagonizada por Sam Worthington, Zoe Saldaña, Sigourney Weaver, Stephen Lang, Michelle Rodríguez, Giovanni Ribisi, Joel David Moore, Wes Studi, CCH Pounder, Laz Alonso y Dileep Rao.


Como relato clásico de aventuras fantásticas, Avatar funciona en varios niveles, desde la fábula ecológica y las redes sociales hasta el mito del Héroe, referencias religiosas, críticas al imperialismo y al economicismo y su impacto sobre el medio ambiente y la biodiversidad.

En su momento, James Cameron señaló que su principal inspiración fue «todos y cada uno de los libros de ciencia ficción que leí cuando era niño» y especialmente se esforzó en plasmar el estilo de la saga literaria John Carter, del escritor estadounidense Edgar Rice Burroughs.


El cineasta ha explicado que Avatar comparte temas con At Play in the Fields of the Lord y The Emerald Forest, que presentan enfrentamientos entre culturas y civilizaciones. La siempre reconocida influencia del anime japonés en Cameron se puede rastrear hasta Mononoke Hime de Hayao Miyazaki. El mismo hecho de proyectar los cinco sentidos en el cuerpo del avatar reconoce que fue una idea obtenida de la serie de novelas ligeras, Sword Art Online de Reki Kawahara. También reconoce la conexión existente con Dances with Wolves, donde un soldado que se encontraba hundido se ve representado en la cultura tribal contra la que luchaba inicialmente. Sin embargo, ha dejado sin responder las acusaciones de plagio que se han presentado contra él en relación a la novela de Poul Anderson: Call Me Joe. Otra de las novelas en que se encuentra una clara inspiración es Camelot 30K, de Robert L. Forward. concretamente, en el concepto central de avatar: Los extraterrestres de la novela habitan un planetoide helado, a 30K (-240ºC), donde únicamente el hidrógeno, helio y neón existen en estado gaseoso, siendo sólidas el resto de sustancias. Dichos seres miden unos pocos centímetros y perciben a los humanos en el espectro infrarrojo como gigantes resplandecientes de calor. Se idean con objetivo de interactuar con ellos unos robots controlados a distancia (avatares) compatibles con su reducido tamaño y temperatura, los cuales entran en sus pequeñas ciudades y estudian su sociedad.

Avatar ha despertado diversas reacciones y declaraciones desde algunas agrupaciones políticas, sociales y religiosas. La organización Comunistas de San Petersburgo difundió un comunicado por Internet en el que exigían a la fiscalía rusa que dictara una orden de busca y captura contra el cineasta James Cameron, a quien acusaban de haberse apropiado de diversas ideas de la ciencia ficción soviética para crear toda la vida del planeta Pandora. Además afirmaban que la película formaba parte de un plan organizado por la administración del presidente estadounidense Barack Obama para mejorar la imagen del país en cuestiones medioambientales, ensombrecida durante el mandato de George W. Bush. Junto a todo ello, la secretaria del comité de la región de Kirov, Liubov Kalashnitsina, declaró que «los adolescentes se asustan al ver esas caras azules, fruto de la imaginación enfermiza de Cameron, no pueden dormir por las noches, no descansan y en consecuencia ponen nerviosos a sus padres».

Los distintos medios de comunicación del Vaticano dedicaron una amplia cobertura al análisis de la película, acusándola principalmente de promover el culto a la naturaleza como sustituto de la religión. El periódico L'Osservatore Romano describió el filme como «una superficial parábola antiimperialista y antimilitarista que no tiene verdaderas emociones, emociones humanas» y dijo que «está inundado de un espiritualismo vinculado al culto a la naturaleza». De forma similar, en Radio Vaticano afirmaban que «ingeniosamente le guiña un ojo a todas esas seudo-doctrinas que convierten la ecología en la religión del milenio» y que la película no pasaría a la historia del cine.

Varias asociaciones y medios antitabaco mostraron su malestar hacia Avatar, argumentado principalmente que la aparición de tabaco en la película influye en los adolescentes para que tomen el hábito de fumar.93 En una entrevista concedida al periódico The New York Times, Stanton A. Glantz, director del Centro para el Control del Tabaco en la Universidad de California, declaró que era «como si alguien pone un montón de plutonio en el suministro de agua» en referencia a las escenas en las que el personaje interpretado por Sigourney Weaver fuma durante la película. El sitio web Scenesmoking.org, que controla el tabaco que se menciona en el cine, dio a Avatar la calificación de «pulmón negro» por mostrar una representación inaceptable del tabaco. James Cameron respondió a estas declaraciones que en ningún momento había pretendido que el personaje de Weaver fuera un modelo para los adolescentes, pues ella «es grosera, dice tacos, bebe, fuma», lo que considera un «hábito asqueroso», y «no se preocupa por el cuerpo humano, sólo por su avatar, lo cual es un comentario negativo sobre la gente que en nuestro mundo real vive demasiado en sus avatares, es decir, en línea y en videojuegos».

Tan sólo quince días después de su estreno en China, el gobierno del país ordenó la retirada de "Avatar" de la mayoría de sus 4.500 pantallas de cine, siendo tan sólo 550 las que podrían exhibir la película y todas ellas en 3D. Si bien los motivos no fueron aclarados en un principio, el periódico Daily Apple de Hong Kong aseguraba que se debía a que la película acaparaba gran parte del mercado de las películas nacionales debido a sus altos ingresos y a que su trama podría incitar a la revolución y a la violencia a la audiencia. En Internet y en columnas de opinión de otros periódicos chinos, diversos comentaristas hicieron referencia a los ciudadanos del país que habían sufrido brutales desahucios a manos de constructoras y a que esto podría identificarse con la situación que sufren los na'vi en la película, incitándoles a luchar y proteger sus hogares. Poco después, un representante del gobierno chino desmintió estos rumores e indicó que «se retiraba a petición de los dueños de los cines» debido a su descontento por los resultados obtenidos de aquellas copias que no estaban en tres dimensiones.


En la película, la acción se sitúa en 2154. Jake Sully, un marine veterano de guerra y herido en combate que ha quedado parapléjico, es seleccionado para participar en el programa Avatar ocupando el puesto que, como científico, ocupaba su hermano gemelo recién fallecido e incinerado delante de los propios ojos de Sully. De esta forma, Jake es trasladado a Pandora, una luna del planeta Polifemo cuya atmósfera es tóxica para los humanos y que, además de albergar una asombrosa biodiversidad, está habitada por los Na'vi, una raza humanoide de piel azul y con algunos rasgos felinos. Los humanos se encuentran en conflicto con los nativos del clan Omaticaya debido a que están asentados alrededor de un gigantesco árbol, conocido por ellos como Árbol Madre, que cubre una inmensa veta de un mineral muy cotizado: el unobtainium. La existencia de dicho mineral ha llevado a una empresa privada a crear un proyecto de explotación de recursos minerales, dirigido por Parker Selfridge en lo civil y por el coronel Miles Quaritch en lo militar.


Las mentes de Jake y de unos científicos liderados por la doctora Grace Augustine, cuyos únicos intereses están en la cultura de los Omaticaya y en el estudio de la luna, son trasladadas a los cuerpos artificiales de unos na'vi creados genéticamente (avatares) mientras ellos permanecen inconscientes en cabinas de enlace. De esta forma, la comunicación con los nativos resultaría más sencilla y así podrían convencerles pacíficamente de que abandonasen el Árbol Madre. Por su parte, el coronel Quaritch convence a Jake para que le proporcione información sobre los nativos en caso de que fuera necesario recurrir a la fuerza para que se marchen, y él como recompensa le promete que podrá recuperar el uso de sus piernas inválidas.


Jake, Grace y el doctor Norm Spellman son llevados a la selva de Pandora por la piloto Trudy Chacón. Mientras los doctores examinan la vegetación, Jake es perseguido por una bestia y, como resultado, cae a un río y se pierde. Mientras intenta orientarse, le está espiando Neytiri, princesa del clan Omaticaya, que está a punto de matarlo, pero entonces una semilla del Árbol de las Almas, un árbol sagrado para los na'vi, se posa en la punta de su flecha. Neytiri lo interpreta como una señal, así que decide dejar vivir a Jake y acaba salvándole la vida al ser atacado por una manada de animales. Cuando la na’vi está decidiendo qué hacer con Jake, decenas de semillas del Árbol de las Almas se posan en él, por lo que Neytiri decide llevarle con los suyos. Los Omaticaya, liderados por Eytukan, el padre de Neytiri, no se fían de Jake, ya que han tenido malas experiencias en otras ocasiones con la «gente del cielo» que quería aprender de ellos, pero Mo’at, la líder espiritual y madre de Neytiri, nota algo especial en el marine y acepta que se quede para aprender a ser un na’vi bajo la enseñanza de su hija.


Mientras aprende a ser un na'vi, Jake informa periódicamente a Quaritch sobre cómo destruir el Árbol Madre. Pasan las semanas, y Jake aprende a cazar, correr y saltar entre los árboles como uno más del clan, incluso es capaz de domar a un Ikran, una criatura alada que cada miembro del clan debe domesticar durante su aprendizaje. Jake pasa cada vez más tiempo con los na’vi, maravillándose por su cultura y sus capacidades y, además, al pasar tanto tiempo juntos, él y Neytiri se enamoran. Como resultado, empieza a olvidar su misión e incluso su vida como humano, y deja de informar a Quaritch. Grace también es aceptada por los Omaticaya. Cuando sólo falta un día para la ceremonia en la que Jake se convertirá definitivamente en parte del clan, Quaritch le comunica que su misión ha acabado y que puede regresar a la Tierra para que lo curen. Sin embargo, él le pide que lo deje estar en la ceremonia, diciéndole que si se convierte en uno de ellos podrá convencer a los Omaticaya de que se vayan. Tras la ceremonia, Neytiri lleva a Jake al Árbol de las Voces, donde le muestra la conexión que pueden tener con Eywa, su deidad. En ese lugar, Jake y Neytiri se sinceran sobre sus sentimientos y se unen como pareja.


A la mañana siguiente, los humanos comienzan a talar el bosque, destruyendo el Árbol de las Voces. Jake trata de impedirlo, pero al hacerlo lo identifican, y Quaritch, furioso, lo desconecta a él y a Grace de sus cabinas y les dice que destruirá el Árbol Madre en una hora, esté el clan o no. De vuelta a su avatar, Jake les cuenta a todos los miembros del clan la verdad e intenta convencerlos de que se vayan. Los Omaticaya, sintiéndose traicionados, deciden quedarse y resistir el ataque de los humanos, y atan a Jake y Grace. Ni siquiera Neytiri perdona a Jake. Como la hora se ha cumplido, Quaritch y sus hombres comienzan a derribar el Árbol Madre. En medio del desastre, Mo'at libera a Jake y Grace para que puedan ayudarlos. Ambos hacen lo que pueden para proteger al clan, pero muchos na'vi resultan heridos y Eytukan muere. Tras destruir el Árbol Madre, Quaritch vuelve a desconectar a Jake y Grace, encarcelándolos esta vez junto al doctor Norm, que intentó ayudarlos. Los Omaticaya se marchan de su destruido hogar, llevándose el avatar inconsciente de Grace, pero abandonando allí el de Jake.

La piloto Trudy Chacón consigue liberar a Jake, Grace y Norm y los lleva hasta otra unidad de cabinas de enlace para que vuelvan a sus avatares y ayuden a los na'vi. Durante la huida, el coronel los descubre y alcanza a Grace con un disparo. Una vez a salvo, Jake reflexiona sobre qué hacer para que los Omaticaya vuelvan a confiar en él y se propone montar a la bestia alada que conocen como Toruk. Según una historia que le contó Neytiri, ésta es la criatura más peligrosa de Pandora y quien pueda domarla sería reconocido como un líder por todas las diferentes clanes (como los Omaticaya) y traería la paz a los na'vi. Tras lograr su objetivo, Jake se dirige al Árbol de las Almas, y los Omaticaya, al verlo cabalgar a lomo del Toruk, lo perdonan y lo respetan de nuevo. Neytiri se reconcilia con Jake, diciéndole "Te veo", la máxima expresión de afecto y respeto entre los na'vi. Incluso Tsu'tey, el nuevo líder, con quien Jake tenía hasta ese momento una fuerte rivalidad, le acepta como uno más. Entonces Jake les pide ayuda para curar a Grace e inician un ritual para trasladar la mente de la moribunda Grace a su avatar, completamente sano. No obstante y debido a que está muy débil, la doctora fallece, aunque se aclara que su mente ha pasado a formar parte de la naturaleza de Pandora. Encolerizado, Jake exhorta a los Omaticaya a que le acompañen para reunir a los otros clanes na'vi y atacar al ejército de los humanos. Quaritch, al enterarse de lo que planean los na'vi, decide contraatacar y destruir el Árbol de las Almas. Poco antes del enfrentamiento, Jake le ruega a Eywa que les ayude, pero Neytiri le dice que su deidad nunca interviene y sólo mantiene el equilibrio de la vida.


Los na’vi, ayudados por Norm en su avatar y Trudy en su nave, tratan de combatir a los militares pero, a pesar de la superioridad numérica, no pueden hacer casi nada contra su armamento. Trudy, Tsu'tey y el avatar de Norm, al igual que cientos de na'vi, mueren durante la batalla. Sin embargo, cuando todo parece perdido, Eywa, quien milagrosamente había escuchado las plegarias de Jake, envía a todas las criaturas de Pandora a atacar a los humanos, mientras Jake consigue destruir las dos naves principales. Los na'vi logran la victoria, pero el coronel Quaritch, lejos de rendirse y protegido por una colosal armadura (el AMP Suit), llega hasta el lugar donde se encuentra el Jake humano con la intención de matarle. Neytiri aparece en ese momento a lomos de un Thanator y empieza a atacarle, pero Quaritch consigue matar a la bestia dejando a Neytiri atrapada bajo su cadáver. Jake llega en ese momento, y él y Quaritch comienzan a luchar a muerte. Jake rompe una parte de la armadura dejando el torso de Quaritch al descubierto, pero el coronel logra averiar la cabina de enlace, y el Jake humano se despierta y empieza a ahogarse. El Jake na'vi queda inconsciente, y Quaritch intenta asesinarle, pero Neytiri se libera y acaba matando al coronel de dos flechazos. Entonces ella intenta ayudar al inconsciente Jake na'vi, pero pronto se da cuenta de que el auténtico Jake se está muriendo ahogado en la cabina. Cuando Neytiri llega, Jake parece muerto, pero consigue ponerle una máscara antigás y él vuelve en sí. En ese momento, Neytiri ve a Jake tal y como es por primera vez.


Parker Selfridge y el personal militar son expulsados de Pandora, mientras que a Jake (como nuevo líder), Norm y los científicos que estudian Pandora se les permite quedarse. La película finaliza cuando la mente de Jake es traspasada, mediante el mismo ritual que intentaron con Grace, a su avatar na'vi de forma permanente por el Árbol de las Almas.


Fuentes: wikipedia / filmaffinity